Flores de calabaza rellenas de merluza y gambas


El estar en contacto con la naturaleza, el poder reconocer y cosecharte todo aquello de lo que vas a disfrutar en una mesa, te da la vida.

Pasear por la montaña o por la huerta, te desconecta del ruido mecánico al que nos hemos acostumbrado y despierta tus sentidos. El olor y el color de los habitantes verdes de estos parajes  destapan sensaciones que no pasan inadvertidas y que te hacen sentir ganas de continuar luchando por aquello que ves.

No tenemos que esperar nada de nadie, tenemos que actuar, las actuaciones a nivel individual son las que nos enseñan a todos, son las que no pasan inadvertidas y que nos ayudan a saber estar.

El viernes pasé por el huerto de mi tío Paco y recogí unas flores de calabaza para rellenarlas y disfrutar del sabor de la calabaza sin la carne de la calabaza, solo con la flor y el relleno de marisco y pescado.

20160603_092326

No es una receta difícil, pero necesita de una rápida actuación.

Ingredientes:

(las cantidades irán en función del numero de flores a rellenar)

flores de calabaza

merluza

gambas

aceite de oliva

aceite de girasol (para freir las flores)

caldo de pescado

sal

4 dientes de ajo

vino blanco

harina

agua fria

Proceso:

Pasamos las flores de la calabaza por agua para limpiarlas, les quitamos el pistilo. Reservamos.

Preparamos el relleno:

   Troceamos las gambas y la merluza.

   En una paella con aceite, ponemos la carne de las gambas y la merluza junto con los dientes de ajo troceados, salamos.

    Pochamos la mezcla anterior y cuando veamos que están medio hechas,  añadimos un poco de vino blanco y dejamos que se consuma.

    Cuando ya se haya consumido el vino, añadimos un poco de harina para que la mezcla quede compacta.

     Dejamos enfriar.

Una vez fría la mezcla, procedemos a rellenar las flores, intentando cerrarlas al máximo para que al freírlas no pierdan relleno.

En un plato preparamos una mezcla de harina y agua fría para proceder al rebozado de las flores.

Ponemos la paella al fuego con bastante aceite de girasol, para freír las flores.

Pasamos las flores por la mezcla de harina y agua. Ponemos en la paella, cuando el aceite este bien caliente, le quitamos el exceso de aceite con un papel de cocina.

Ya las tenemos!

20160604_140116_1_bestshot

Un manjar, que muy pocos pueden probar.

Os invito a que lo probéis, aunque la receta es larga de escribir, os aseguro que es muy rápida de preparar.

Si tenéis alguna duda, enviarme un mensaje a mi email: tastantelmon@hotmail.com  o un comentario en el blog y os ayudaré.

*** Por si os interesa, os dejo la receta de flores de calabacín rebozadas:   Flores de calabacín rebozadas

tAstantelmón2016

Anuncis